DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> KULCZEWSKI: CONCLUSIONES

5.01.2006

CONCLUSIONES




La satisfacción de una necesidad social, al ser uno de los motivos de la arquitectura, podemos afirmar que Luciano K. cumplió con la sociedad. Su respuesta como artífice tendió soluciones al hombre común como prioridad, y a la clase media acomodada.
Su preocupación por el hombre común le genera dos consecuencias:
a) Su interés en la política: el hombre común es uno de los móviles, que lo llevan a participar en la fundación del partido socialista;
b) En su estilo arquitectónico: llamado por el mismo como, El Barroco Kulczewskiano. Porque sólo por respeto al hombre se puede hacer esta arquitectura, individualizante, elevándolo en cierta medida a la categoría de ciudadano. Con esto se explica su afán por realizar un concepto dentro de un todo global cuyas partes estén bien diferenciadas, ejemplificado en las poblaciones donde se destaca la variedad dentro de la unidad, en términos metafísicos o de identidad le confiere un valor a cada individuo.
Por medio de los trabajos realizados en el cerro San Cristóbal ofrece una sana expansión al alcance de todos.

Pero qué sucede con la clase media. Recordemos que Chile entre los años 1880 y 1920, no modernizó su agricultura ni introdujo modificaciones en su estructura socio-económica, como lo hicieron obligatoriamente otros países para mejorar su calidad de vida. Esto se debe a un importante factor, el salitre y sus derivados, permitió que la producción aumentara sin efectuar dichos cambios. De este modo la estructura institucional, los grupos dominantes de ingresos altos, adquirieron nuevos gustos e inclinaciones, y se formó, además, una clase media urbana, pequeña pero influyente, que estaba extraordinariamente influenciada con la moda europea, principalmente por Francia, que estos grupos acarreaban de sus viajes, precipitándolos al lujo separatista de clases.
Luciano K. fue el arquitecto de moda de esta clase media acomodada, que como clase joven en Chile aceptaba ciertas innovaciones, pero mantenía ciertos prejuicios.
Esta clase es culpable en cierta medida del comportamiento frívolo, en la aplicación de los estilos, pues utilizó los estilos tradicionales esporádicamente para satisfacer los gustos extranjeros de esta clase. Su pensamiento interior era de un arquitecto innovador y libre en la creación de sus obras, pero debido a la relación con este público tuvo que volver, al mismo tiempo, a los estilos tradicionales históricos.
El declara que, en lo absoluto, estaba imbuido en las ideas del movimiento Art Nouveau, además las cualidades del estilo llegaron manipuladas o desvirtuadas a sus manos, subsistiendo únicamente en el aspecto formal; el ornamento por el ornamento, hasta el extremo de llegar a hacer “modernizaciones en el estilo Art Nouveau”, ya que el concepto sustancial es algo distinto de los postulados de original Art Nouveau. El Art Nouveau e en Luciano K. es una proyección ontológica más, del ser humano. En consecuencia, podemos decir que Kulczewski, no necesitó del Art Nouveau para sacudirse de los estilos, es decir, como cumplir con una etapa, ya que fue esencialmente creador (no estaba encarcelado en ningún estilo y no poseía un patrón teórico de orientación de su obra). Dentro del marco de los Arquitectos de la época sus obras destacan por
la originalidad en la resolución.