DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> KULCZEWSKI

5.01.2006

El estilo embellecido

El estilo embellecido es el que insiste en suavizar las aristas con técnicas visuales discursivas que produzcan efectos calidos y elegantes. Este estilo no solo es rico en si mismo por la complejidad de su diseño, sino que además va asociado a la riqueza y el poder.
Los efectos grandilocuentes que a veces produce constituyen un abandono de la realidad a favor de una decoración teatral, de un mundo de fantasía. En otras palabras, la naturaleza de este estilo suele ser florido y recargado, un marco perfecto para emperadores y reyes que viven sin preocupaciones, aparte de sus propios placeres. Son numerosos los periodos y las escuelas de arte que es posible agrupar bajo este encabezamiento general: Art. Nouveau, estilo victoriano, romano tardío, etc. En todos los casos los diseños son típicamente grandiosos, con una decoración superficial inacabable y aparentemente gobernados por el aforismo: la unión más deseable entre dos puntos es una curva.
La escuela más representativa de las características de este estilo es el barroco. Este periodo actuó de puente entre el Renacimiento y la época moderna propagando su estilo desde sus orígenes italianos al norte de los Alpes hacia Flandes, Alemania, Inglaterra, Francia, Europa central, España y, llevado por los misioneros católicos a América Latina y el extremo Oriente. El renacimiento había sido italiano y fundamentalmente homogéneo. En cambio, el arte barroco es una dominación general y a menudo inadecuada que agrupa manifestaciones vastas y muy diversas de la expresión creativa a lo largo de los siglo XVII y XVIII. Sin embargo, por inadecuada que resulte, designa una época de anacronismo, de enormes riquezas yuxtapuestas a una inmensa pobreza. Desde luego, no parece que haya en el lugar para la objetividad ni siquiera para la realidad a cualquier nivel.

Técnicas de embellecimiento

Complejidad-profusion-exageracion-redondez-audacia-detallismo-variedad-colorismo-actividad-diversidad.
Art Nouveau el estilo

Los motivos dominantes eran las formas vegetales onduladas, llamas, olas en movimiento y cabellos sueltos. También se utilizaban motivos abstractos y geométricos, pero manifestaban las mismas características de línea y movimiento. El modernismo, busca su inspiración temática principalmente en la naturaleza. Cualquier forma natural, animal o vegetal, total o parcial es motivo de desarrollo ornamental. Hay una indudable estilización de estas formas, pero muy rara veces esta abstracción obliga a una reiteración en forma exacta.
El modernismo se manifiesta en el diseño de ilustraciones de libros, de tejidos, de cristalería y de muebles. De estos materiales decorativos se pasó al empleo de la fayenza, los vidrios de colores, la terracota y los chapeados. En arquitectura, el hierro y el vidrio sencillo eran materiales favoritos, así como las vidrieras de colores y el estuco. Los ornamentos arquitectónicos y del mueble talvez son los únicos que siguen una simetría, impuesta quizá por una armonía estructural.

Uno de los elementos definitorios de las tendencias que aparecieron en el siglo XX fue la utilización de nuevos materiales como el hormigón armado, que desbancaría al hierro, utilizado en las grandes construcciones típicas de finales del siglo XIX. Estos nuevos materiales, con la utilización de vidrio, aportaban mayor luminosidad a los interiores. Por otra parte, la generalización del uso de la electricidad consiguió una buena iluminación nocturna provocando el nacimiento de una estética diferente de decoración interiorista.