DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> KULCZEWSKI: “El nuevo jardín urbano: una oportunidad para el ornamento”

5.01.2006

“El nuevo jardín urbano: una oportunidad para el ornamento”


La dialéctica de lo real y lo utópico, es la tensión que dio origen al gran proyecto urbano del cerro San Cristóbal (ex cerro Huelen) activado por el choque entre lo natural y lo civilizado del hombre.
Será bajo la intendencia de Alberto Makena S. (1921-1927), cuando se realizan importantes trabajos que dotan al cerro San Cristóbal de más vegetación e infraestructura.
Las obras realizadas, responden un proceso de cambios sociales, políticos y económicos.
En este escenario cultural es donde hace presencia el arquitecto Luciano Kulczewski con aportes de paisajismo.
La realización de un gran Parque Público es la convergencia histórica del crecimiento urbano y el aumento de la población, que hallan en el “obstáculo” del peñón cordillerano la oportunidad de ofrecer al ciudadano la recuperación de “una subjetividad con ansias de libertad, que intenta escapar de una civilización técnica” emergente en el país.
Visto de esta manera, las propiedades del proyecto además de contener elementos técnicos de construcción era necesario reforzar el simbolismo, que ejerce la altura del cerro como una mirada hacia el reencuentro y la reconquista de un lugar propio y el sentido de la ciudad. Este imaginario debía de ser administrado desde la arquitectura, y Luciano Kulczewski presentaba las cualidades requeridas para esta ocasión, depositando su gran destreza creativa, en la construcción del funicular, los miradores y restaurantes.
Kulczewski se aparta de la línea dominante en la práctica profesional de la época. Se aparta del apego a los cánones influenciados por estilos tradicionales y emprende realizaciones personales cuyo mérito radica en la independencia intelectual y madurez cultural; cuestión que hace de su obra no sólo obra nueva, sino obra propia.El 17 de septiembre de 1922 se inauguró el Restaurante Cumbre conocido como Casino Cumbre el cual fue demolido en 1980 por insalubre. Estuvo emplazado en una cantera, cercana a la actual plaza México: Chalet rústico, techado de totora, con su enmaderación, a la vista, donde se puede reposar y también beber; el edificio está construido con piedras cuyas junturas estaban pintadas con un color crema, alternan con el rojo de los ladrillos de los arcos de las puertas; los lienzos de las murallas están hechos de paja de totora y tienen ventanas con vidrios de variados colores; en las esquinas del edificio como en las escalinatas que conducen al interior, se habían colocado maceteros con flores que adornaban la fachada. Cerca del sitio ocupado por el Casino Cumbre se construyó el pabellón Fotográfico conocido con el nombre de Casa de las Arañas, por el aspecto que presentaban las rejas. Y hacia el norte, “en el peñón vecino a la Cascada del salto del Agua, se encontraba ubicado el Mirador O´Brien. En 1924 se levanta la Estación Inicial del Funicular, con forma de torreón medieval construido con piedra cantea del mismo Cerro. Esta obra es complementada con la Estación Superior, obra del arquitecto Carlos de Landa. La obra de ingeniería del Funicular corresponde al ingeniero italiano Boso Pezza.