DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> KULCZEWSKI: ENTREVISTA A KULCZEWSKI PARTE I

5.04.2006

ENTREVISTA A KULCZEWSKI PARTE I


Entrevista a Luciano Kulczweski, realizada por Enrique Burmeister alumno de quinto año de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile año 1969.

(E.B) Enrique Burmeister
(L.K.) Luciano Kulczewski


E.B.: ¿Qué es la arquitectura, para usted?
L.K.: La arquitectura lejos de ser una ciencia, es un hecho fundamental en las vidas humanas: dar vivienda, dar cohesión a la familia, dar un hogar donde se desarrollen las vidas humanas; alegrías, tristezas, penas, todas cobijadas dentro de un ámbito…Y además es un arte…reúne, así, estas dos condiciones que son sublimes.

E.B.: ¿Qué sentido tenía para usted el Art. Nouveau?
L.K.: Si yo hice art noveau era porque tenía un verdadero afán por cambiar de vez en cuando el estilo de mis construcciones. Además, el art Nouveau me permitía decorar con motivos de aquí, de nuestro suelo: rosas, flores, etc.

E.B.: ¿Podría clasificar su obra en periodos?
L.K.:
En realidad no puedo dividirla en periodos porque yo hacía obras como quien dice “a salto de mata”. Según el humor y el tiempo en que las estaba haciendo, salían de una manera u otra. Claro que cuando dejé de hacer art Nouveau no pasé al otro extremo de las construcciones totalmente lisas; casi era un poco por obligación, por lo económicas que resultaban y porque, n esta época, en el mundo estaba prevaleciendo ese tipo de arquitectura, desde el aspecto exterior de las construcciones.

E.B.:¿Qué explicación puede darnos sobre el hecho de que después de haber logrado una arquitectura moderna, como en esa rectilinea y de volúmenes, haya vuelto a una manera recargada, como es el barroco Kulczweskiano?
L.K.:
Muy sencillo, El barroco, en cierta medida, me permitía darle aún más vuelo a la imaginación; hice formas Barrocas pero totalmente distintas de lo corriente, sin ir más lejos, los edificios de Alameda con Plaza Italia, todavía se ven como casas del momento; no se ven casas anticuadas, a pesar de ser barroco italiano.

E.B.: ¿A usted le tocó vivir una etapa de transición en la arquitectura. ¿Qué nos puede decir al respecto?
L.K.: Es decir no tanto una etapa del art Nouveau francés: no hay actualmente un estilo al cual podamos definir y que sea terminante, como lo fueron el gótico, los estilos del renacimiento francés, etc. Ahora, en este momento que vive la civilización, es una cosa tremenda, no ha habido un estilo característico que se pueda determinar como tal. Entonces, eso también me obliga, no a una búsqueda porque habría sido una pretensión ridícula en mí y aquí en Chile, sino, a darle vuelo a mi imaginación, a tratar de inventar formas nuevas pero siempre con algún objetivo; así, por ejemplo si usted, ve los grandes ventanales que hice, corresponden a las habitaciones principales, etc.

E.B.: ¿Podría enumerar algunas de las innovaciones que usted introdujo a Chile?
L.K.:
Desde luego, los ascensores, la calefacción central, el sistema de servicios comunes, centrales de agua corriente. Esto, a su vez trajo cambios a la forma de proyectar porque ya no era llegar y hacer una casa común y corriente: había que adaptar el terreno, la superficie de que se disponía, la necesidad de ascensor y los servicios comunes y, dentro y, dentro de ese hueco, proyectar las casas.