DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Strict//EN" "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-strict.dtd"> KULCZEWSKI: Un nuevo estilo arquitectónico en Europa.

5.01.2006

Un nuevo estilo arquitectónico en Europa.


Mientras se desarrollaba en Estados Unidos la batalla entre neoclásicos y organicistas, en Europa las realizaciones del Modern Style, Art Nouveau, Jugendstil o modernismo, empezaban a tener sus detractores. En Bélgica se llamó Coup de fouet (latigazo), por la fluidez de las líneas de los diseños. En Alemania y en Austria se llamó jugendstil, por la revista de Munich jugend. En Francia se llamó style Guimard, por el arquitecto Henri Guimard, que diseñó en 1899 las verjas ornamentales de las bocas del metro de París, aunque también se le aplicó el termino descriptivo Style Nouille (estilo fideo o tallarín). En España se lo denominó modernismo, y los italianos lo llamaron Lo stile floreale, o Lo Liberty, por los almacenes Liberty de la Regent Street londinense, celebre en la época por vender tejidos con diseños modernistas.
Los arquitectos del Modern Style cubrían los muros en acero y cristal de sus edificios con una decoración curvilínea, movida, que tomaba como modelo la flora o las cintas ondulantes; pero, en cuanto a estructura, seguían los principios del funcionamiento formulado por Henry Van de Velde (1863-1957), Víctor Horta (1861-1947) y Paul Hangar (1861-1901), y que querían romper, de una vez por todas, con ese estilo cosmopolita que se utilizaba para la arquitectura civil, un grecorromano recargado y para la arquitectura religiosa, un neogótico. Claros ejemplos del tipo de diseño funcional en su estructura y simbólico en su ornamentación pueden verse en la Casa del pueblo (1896-1899) o la Mansión solvay (1895), de Víctor Horta, ambas en Bruselas; el karl-Ernst-Osthaus-Museum (1900-1902), de Van de Velde, en La Haya; en distintos accesos al metro de París diseñados por Hector Guimard (1867-1934), o en la Sagrada Familia, la Casa Milá o la Casa Batlló, en Barcelona, obras de Antoni Gaudí (1852-1926).
Otto Wagner (1841-1918) y Josef Olbrich (1867-1908), en Austria, también utilizaron la decoración floral del arte nuevo. Es necesario recordar que el primero fue el fundador y el representante con personalidad más acusada de la escuela de Viena, y el segundo fue el artífice del edificio de la Secesión (1898-1899), sala de reuniones y de exposición de los artistas que habían roto con el academicismo. Ambos evolucionarían, como los anteriormente mencionados, hacia el racionalismo y la sobriedad decorativa defendidos por Josef Hoffmann (1870-1956) y Adolf Loos (1870-1934) -Casa Steiner, Viena (1910), siendo este último uno de los más violentos enemigos de toda ornamentación superflua. La reacción hacia los planteamientos del Modern Style finisecular se plasmaría especialmente en las construcciones utilitarias (fábricas, almacenes, estaciones, puentes), sobre todo gracias a la amplia aceptación del nuevo material: el hormigón armado. En este cambio incidió también, en algunos casos, como en escultura y pintura, el cubismo. A medida que se iba asentando la nueva tendencia funcional, el estilo geométrico era cada vez más austero, preparando el camino de la arquitectura del período de entre guerras (1920-1940). Si escultura y pintura se integraban en un mundo egocentrista, la arquitectura se proyectaba, generalmente, para una sociedad industrial y urbana, uniendo elementos prácticos derivados de la ingeniería y requeridos para cumplir una determinada función.